Secretos e impacto de la Publicidad Subliminal

Ojeas una revista y te quedas en un anuncio que te llama la atención. Quizá sean los colores, la tipografía o las figuras de cuerpos desnudos que sugieren tras el reflejo de los hielos… No te lo has inventado, ni imaginado de más,  has sido expuesto al impacto de la Publicidad Subliminal.

 

La controversía

Los autos de la Fórmula 1 de la marca Ferrari, han ocupado desde su inicio, el interés, gusto y fascinación de muchos. Los mitos respecto a su origen, fabricación, compra y cuidados, son parte de la narrativa fantástica que envuelve a la marca. A esta mística, se unen las estrategias de la publicidad subliminal de su patrocinador más poderoso: Marlboro.

A partir del año 2005, la Unión Europea prohibió la publicidad de tabaco por sus efectos en la salud. Ante esta decisión, Marlboro ideó la incorporación de estrategias que extendieran, a pesar de la ley, su presencia en las carreras. El resultado fue la colocación en el lomo del auto de líneas rojas y blancas, semejante a un código de barras. Con la velocidad, dichas líneas, sugirieron el logo de la tabaquera de la misma forma en que lo hizo por años. Ante el asombro por el ingenio de los estrategas de marketing en el uso de la publicidad subliminal, se inició una larga controversia que finalizó con la remoción total de su logo durante el Gran Premio de España 2010. A pesar de esto, Marlboro continúa hasta el día de hoy con su patrocinio mismo que supera los 100 millones de euros.

 

Publicidad Subliminal

El deseo de las marcas por influir de forma subliminal en los consumidores se remonta hasta New Jersey en el año de 1957. Durante el filme Picnic, el publicista James Vicary, insertó un cuadro con duración de tres milésimas de segundos con la frase: Come palomitas, bebe Coca Cola. El mensaje llegó directo al subconciente de los espectadores incrementando las ventas de los productos. El estudio de Vicary provocó la desconfianza de la sociedad norteamericana bajo la sombra de la Guerra Fría. El temor de los ciudadanos creció ante la posibilidad de un nuevo tipo de control. La presión fue en aumento, hasta que en 1962 Vicary confesó que su experimento había sido mentira.

 

El estudio Harvard

El foco de nuestra atención es muy reducido, sin embargo el cerebro a través de los sentidos recoge toda la información de su medio. En los niveles de percepción consciente encaja todo aquello que me hace estar alerta. En el subconsciente se registra información suave que de forma constante nuestro cerebro procesa, sin embargo en el momento que se registran señales de peligro, nuestra atención se reubica.

En 1999, la Universidad de Harvard, se propuso investigar el impacto de los mensajes subliminales en el comportamiento de las personas. Reunió a dos grupos de prueba que sometieron a impactos subliminales durante un juego de computadora. El experimento mostraba láminas con mensajes positivos y negativos en milésimas de segundos. Aquellos que recibieron mensajes positivos tuvieron mejores resultados y concluyeron más rápido, en comparación al grupo que recibieron las sugestiones negativas. El estudio Harvard resolvió (entre otros) que los estímulos subliminales de mayor influencia son aquelllos que producen emociones intensas como el dolor, el horror y el sexo.

 

 

En el año 2000, durante la contienda presidencial de los Estados Unidos, la campaña de George Bush transmitió un spot de televisión que ha causado controversia.  Se mostraba la palabra RATS por encima de la imagen del equipo de su contrincante político Al Gore.  Similares prácticas se han repetido una y otra vez como parte de los artilugios de campañas electorales.

 

Percepción

Con los avances de neuromarketing, la psicología, la economía del comportamiento, etc… la influencia subliminal se ha extendido. Hoy sabemos que los colores afectan nuestro estado de ánimo, que el naranja por ejemplo, incrementa nuestro apetito. En las vinaterías al momento de tocar música francesa, los vinos que más se adquieren, son los de esa región. En los casinos la luz es artificial y cálida para que no sientas el paso del día. La percepción popular asocia el peso de un objeto con su calidad, es por ello que la marca de audífonos Bose ha añadido un peso extra en sus productos, incrementando con ello las ventas.

Son varios los trucos de van dirigidos a la percepción, subliminales o no, logran llamar la atención.

 

Déjame saber lo que esto te provoca…